A fondo: Honda Insight ¿quien dijo que los híbridos son lentos? (parte I)

Escrito por Guillermo Navas el 2 marzo 2011

A principios del Siglo XXI el recién estrenado Honda Insight, comenzó a mostrar al mundo las capacidades de la técnica híbrida con un diseño deportivo y muy conceptual. Por otra parte, Toyota con su primera generación de Prius parecía capaz de llevarse el gato al agua con un aspecto de Hatchback familiar, aunque muy pequeño para el gusto norteamericano, su principal mercado junto con Japón. Finalmente, la balanza se fue inclinando por el Toyota Prius, por lo que se mejoró la idea y eso fue lo que hicieron en Toyota con la segunda versión del Toyota Prius, comercializada entre los años 2004 y 2009 con un éxito inimaginable. La gente reconocia la silueta y sabia del coche que se trataba y de lo ecológico y especial que era.

Honda, celosa del éxito de su compatriota decidió tomar la revancha, con un modelo que casi prácticamente calcaba las líneas de diseño del Prius, pero adaptándolas a la cara del Honda Civic europeo, dando como resultado el Honda Insight del que hoy hablamos.

Por supuesto la prueba de velocidad no podía haber sido en otro sitio que las maravillosas Autobahn de Alemania, unas auténticas carreteras sin límite de velocidad.

Durante esta primera parte del reportaje os mostraremos un poco del funcionamiento en su “habitat natural” la ciudad.

Al entrar en el lo que nos sorprende es el interior, como mínimo vanguardista. Relojes, luminarias, indicadores algo nos dice que estamos ante algo más que un Civic con otro traje.

Y arrancamos el motor en frío y nunca mejor dicho. Nos encontramos al sur-este de Alemania en una ciudad de poco más de 200.000 mil habitantes y nos dirigimos a una de las cunas del motor en Europa, Stuttgart.

En los trayectos realizados por ciudad, sorprende la economía de consumo, llegando según el ordenador de abordo a cifras inferiores a 4,5 litros a los 100 Km y si somos buenos aprovechando la inercia de pendientes y frenadas suaves lo conseguimos bajar a 4 litros (con el modo Eco conectado). En semáforo el sistema Start&Stop entra en funcionamiento automáticamente parando el motor de combustión. Una vez en verde, soltando el pie del freno el coche arranca “tirando” del motor eléctrico, permitiéndonos avanzar unos metros, hasta que pisemos el acelerador donde entra sin problemas (ni quejidos a lo Serie 1 de BMW equipada con Start&Stop) el motor térmico. Es indiscutible que aquí vence al mejor de los diésel, ya que además de reducir consumos, las emisiones quedan muy reducidas, en torno  a 90 g de CO2 por Km, frente a los 120-140 g CO2/Km de los diésel más ecológicos. Y eso sin hablar del resto de gases contaminantes que emite un diésel.

Para ayudarnos a conseguir rendimientos y consumos mejores, en la consola central, se encuentra el indicador del sistema ECO Assist. Consiste en la retroiluminación de los relojes indicadores de velocidad en verde cuando realizamos una conducción ecológica, que pasa a azul cuando la conducción es más agresiva. Como podréis comprobar en la segunda parte del reportaje, el azul predomino en el trayecto por Autobahn.

Completa el cuadro de indicadores especiales, uno que marca si estamos cargando la batería, lo cual la aguja se situará en la zona inferior verde o si por el contrario estamos descargándolas, ya que por la forma de “pisarle” estamos demandando energía eléctrica a las baterías.

Las maniobras de aparcamiento son de lo más sencillas gracias a su cambio secuencial automático CVT. La dirección es precisa y hace del Insight un coche urbano muy manejable pese a su tamaño medio (casi 4,4 metros de largo).

En cuanto a los acabados, tuvimos la oportunidad de comprobar como desde la versión básica Honda cuida los ajustes de la consola central, la posición y regulación de los asientos. Sin embargo, algunos plásticos del interior no tienen el tacto adecuado a un modelo que tiene un precio base en España de 19.900 €.

En el apartado de seguridad, a favor su sistema ABS y ESP que apesar del suelo resbaladizo por la nieve y el hielo no acusó deslizamiento alguno. También hay que tener en cuenta que nuestra unidad montaba neumáticos de invierno. Dichos neumáticos pudieron penalizar los datos de consumo debido a su mayor rozamiento que los originales que monta el modelo, pero a pesar de ello los datos registrados fueron muy satisfactorios.

La habitabilidad del interior es buena, con cinco plazas reales y un maletero limitado a 408 litros por el lugar que ocupa el paquete de baterías.

Lamentamos que las imágenes del exterior no reflejen toda la belleza del vehículo, pero la nieve es la nieve.

No os perdáis la próxima semana la prueba en autopista a gran velocidad, los datos registrados de consumo, la comparación con un vehículo convencional y una valoración final.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Share



Tags: , , ,

Esta entrada fue publicada el miércoles, 2 marzo 2011 a las 7:44 am y está archivado en HONDA, Prueba. Puede seguir las respuestas a esta entrada a través del feed RSS 2.0. También puedes dejar un comentario, o trackback desde tu propia página.

2 respuestas a “A fondo: Honda Insight ¿quien dijo que los híbridos son lentos? (parte I)”

  1. Albertma dice:

    Me esta gustado mucho la review! A ver si pronto vemos el resto!!!

  2. Tete dice:

    El insight es un coche que no ha terminado de cuajar en España. Es una pena, pero el prius sigue siendo el jefe en este segmento de coches híbridos. Yo tuve la ocasión de probarlo hace un tiempo y me gustó (el Insight), pero aun le queda mucho camino a este coche. Una verdadera pena. Si sale de bueno como el civic seguramente me lo plantee cuando jubile a éste.

Dejar un comentario